Una ciudad donde caben todas las voces

Hablar sobre la Ciudad de México siempre resulta difícil, no es sencillo conceptualizar a la gente que en ella habita, sus costumbres, las tradiciones o la rutina diaria. Tampoco podemos comparar los grandes campos de Milpa Alta a las megaconstrucciones del Paseo de la Reforma.

Así,  atrapar en una sola definición a la urbe resulta una tarea casi imposible.  Se puede intentar hablar de historias, de esos pequeños instantes que quedan atrapados en el imaginario colectivo, de la historia compartida de los habitantes de la ciudad, de las tragedias que los han unido y de cómo han hecho suyos los espacios públicos.

La actitud del hombre ante el mundo es doble. Fijamos nuestra atención en el otro, y a partir de esta contemplación también nos miramos.

A mediados del siglo XIX la fotografía irrumpió en la escena mundial, ―lo hizo en el campo de la ciencia hasta llegar, en la actualidad, a formar parte de casi todas las actividades humanas―; con ello pudimos codiciar la idea de atrapar un fragmento de la realidad. Hoy, teóricos y aficionados tienen claro que una fotografía es sólo una impresión subjetiva. Aunque hasta ahora, resulta ser el mejor reflejo de nuestro entorno. Es así que cada imagen es un primer acercamiento, y un conjunto de éstos bien pueden reconstruir la historia del todo.

Una ciudad entre todos: 20 años de libertades y democracia es una exposición que busca retratar a la ciudad, sus habitantes y la lucha que estos últimos han librado por construir una comunidad en la que se escuchen todas las voces y quepan todas las formas de pensar.

A través de una serie de fotografías que se remontan a 1997, año en que se llevan a cabo las primeras votaciones para elegir libremente a un Jefe de Gobierno, se documentan las distintas manifestaciones sociales y culturales, los primeros conciertos en el zócalo, la lucha de los pueblos indígenas por su reconocimiento, así como el surgimiento de las Fabricas de Artes y Oficios (FARO), por citar algunos de los acontecimientos retratados en dos décadas.

Museo Archivo de la Fotografía

República de Guatemala 34, Col. Centro Histórico

Horario: Martes a domingo de 10:00 a 18:00 horas

Entrada  libre

Facebook: https://www.facebook.com/mafmuseo

Alejandro Rodríguez

Alejandro Rodríguez

Ingeniero, fotógrafo, vándalo y poeta. Dicen que soy anartista, terrorista intelectual, especialista en bombas yucatecas teledirigidas hacía los cimientos del sistema, un gatillero del verso armado de palabras de diferentes calibres. Yo sólo sé que no sé quién soy, existo y eso me basta por ahora, mi vida está tan llena de misterios que es digna de tener su propio rosario.
Alejandro Rodríguez

Latest posts by Alejandro Rodríguez (see all)

Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someone