Una bella que despertó… a la sexualidad

Por Nayeli Acevedo

La trilogía de La Bella Durmiente, escrita por Anne Rice, bajo el seudónimo de Anne Rampling, y publicado por ediciones Zeta, no es ni con mucho, una serie de relatos adecuados para niños, incluso, no son adecuados para cualquier adulto. De hecho, este libro debería integrar una advertencia: “No apto para opositores a la lujuria”.

A lo largo de tres libros, la escritora de la saga Entrevista con el Vampiro, narra el despertar de Bella, pero no el que ocurrió cuando el príncipe la besó, sino el que vino una vez que él la metió a su cama.

Obviamente, Bella era una mujer que desconocía de los placeres carnales, hasta que el galante heredero al trono se convierte en león y comienza a introducirla al mundo del sexo, pero a lo largo de su aprendizaje, los movimientos superan la cama y las sábanas y alcanzan el exhibicionismo y prácticas como el bondage, dominación, sumisión, sadismo y masoquismo.

Rice se caracteriza por ser una escritora que retoma conceptos literarios como el romanticismo y el erotismo, y los adapta con historias llenas de personajes y giros inesperados para los lectores contemporáneos. En la trilogía de La Bella Durmiente, Rice explora el erotismo que rosa la locura, aunque sin llegar a los extremos.

Por lo que si estás buscando algo similar al Marqués de Sade, pero sin llegar a límites más allá de la imaginación, este puede ser un libro perfecto, de aquellos que dicen se leen con una sola mano.

Redacción

Revista Arrabal.
Editorial Mente Urbana / Cultura y Entretenimiento.

Latest posts by Redacción (see all)

Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someone