Deadpool 2… Deadpool en venganza.

Lo que hizo genial a la primera volverá a la segunda una “digna repetición” y es que, literalmente, es eso mismo: más chistes, más comedia, más drama,.. sólo que acompañada de ligeras fábulas sobre el amor y la familia. Y como es Deadpool, NADA escapa de su humor, ni siquiera El Niño que Vivió… Tenemos el drama con el arco de Vanessa (Morena Baccarin) y tenemos la trama al estilo Terminator con Cable (Josh Brolin), así como el trasfondo de los X-MEN con Colosso. Hay ligeros cambios en la trama, como la incorporación de un Fire Fist más apegado a la realidad, aunque sirve más para la historia que Reynolds y compañía quisieron contar. Sabían que necesitaban un drama real, y como era de esperar, nos lo dieron.

Por eso Deadpool 2 es comedia al máximo, acción, buenos efectos especiales y con historias que se entrecruzan sin que pierdan consistencia (esos escritores no fueron tan flojos después de todo…). La ventaja es que esta historia ya no necesita detenerse en un “tiempo atrás” -bueno, casi no… – y nos muestra de lleno la acción, nos presenta a un Wade Wilson/Deadpool/Ryan Reynolds más humano, más miserable y más divertido. Y es un logro de Desarrollo de Personaje, de construcción de conflicto, porque todo es lo mismo, pero al doble, como los combos de palomitas; por eso es espectacularmente divertido.

Ahora bien, la profundidad que nos sorprende en esta secuela está vinculada tanto al “villano” de la historia como a la víctima de la trama: Cable y Fire Fist. Con el primero tenemos la fuerte referencia a Terminator, el símbolo de pérdida e implacabilidad: con el segundo, todo el equipo de producción retoma la clásica moraleja de la discriminación (recordemos que Deadpool, ahora mismo, está enlazado al universo mutante), a lo que el mercenario bocón da un giro con humor, simpatía y una compleja moralidad.

Y por esta sorpresa, más algunas adiciones a la formación del protagonista al inicio de la cinta, Deadpool 2 se separa un poco de su predecesora. No quiero arruinarte las “sorpresas” que verás en la historia, algunas reinvenciones de personajes que hemos visto en cintas previas de los X-MEN, escenas de acción a la altura del film, escenas grotescas y otras tan ridículas que terminas llorando de la risa.

¡Ah! Me faltó. Te sintetizaré la trama: Deadpool se embarca en una búsqueda por la redención personal y en su camino conoce a Fire Fist, que está en la mira de un asesino a sueldo proveniente del futuro.

Sin spoilers… Disfrútala.

P.D. Hay dos escenas post-créditos y la segunda está GENIAL.

Eduardo Sotoborja Quintanilla

Eduardo Sotoborja Quintanilla

Amante de los cómics y Literato de corazón, egresado de filosofía. Considero que la Literatura y el Cine son las formas de expresión más profundas para disfrutar la vida. Me decanto por la acción, el suspense y el terror. En mis tiempos libres debrayo sobre la ética.
Eduardo Sotoborja Quintanilla

Latest posts by Eduardo Sotoborja Quintanilla (see all)

Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someone